InicioActualidad Política10 iniciativas para que encontremos el camino este 2022

10 iniciativas para que encontremos el camino este 2022

Por supuesto que a uno le gustaría arrancar el año 2022, en un país lleno de prosperidad, esperanzas y proyectos, pero eso lamentablemente no es el caso de Argentina.

Otro año más donde no hay nada que festejar, con indicadores socioeconómicos por el piso, sin ideas, corrupción, inseguridad, desorden, cortes de luz y con una pandemia que probablemente llegue a su fin, Dios quiera, en semanas y quizás sea el único aliciente que tenga el ciudadano argentino.

El panorama no deja de ser oscuro, por la falta de un rumbo que alivie, las crisis por las que atraviesa este país, donde hay un único responsable: la clase política, su mezquindad, y cientos de adjetivos que podríamos agregar sin sentido. Pero seamos positivos y pongamos sobre la mesa, 10 propuestas e iniciativas, que podrían cambiar el rumbo, si se llevarán adelante. Sabemos que es un gobierno que no le gusta planificar ni resolver, los temas pendientes, pero insistamos quizás algún día escuchen y trabajen:

  • Derechos individuales: Seamos libres y lo demás no importa nada”, dice una de las mejores frases de nuestro principal prócer. Estos últimos tiempos con la pandemia hubo un avance muy importante sobre las libertades individuales en todo el mundo, con lo que se denomina bioseguridad; el gobierno debe volver a garantizar todas las libertades, sin excepción, como lo garantiza la Constitución Nacional, y poner fin a todo tipo de pase, requisito de entrada y salida, y todo lo que restrinja la movilidad del ciudadano. Y redoblo la apuesta, de poner fin a las relaciones comerciales y de todo tipo, con países comunistas y fascistas como China, Venezuela, Irán, Cuba, etc., donde la democracia y las libertades individuales están reprimidas. Los países libres de occidente, deben dejar de ser hipócritas y dejar de fortalecer a regímenes represores. No hay que ser tibios con estos temas, se pueden perder las libertades en cuestión de minutos y ya lo vimos en los últimos años. Ya hemos pasado por varias pandemias, pero nunca se vieron las libertades tan afectadas como ahora.
  • Economía sustentable y predecible: La economía es la materia, que reprueba Argentina hace décadas, y que tiene una gran cuota de irresponsabilidad política, que impacta directamente en la ciudadanía; tal es así que la pobreza hoy llega al 40%. Que quede claro, que en las crisis del país no se debe a factores externos, climáticos, sino a las pésimas decisiones de los políticos de turno. La gran deuda tomada por el gobierno anterior con el FMI, condiciona el crecimiento y la recuperación del país por los próximos años. Es de vital importancia, resolver este punto en alta prioridad, ya que los indicadores sociales y de estabilidad económica dependen del pago de esta deuda. Un plan similar ideado para salir de la crisis del 2001 y podría recuperar divisas rápidamente, y no sólo podría saldar la deuda en el corto plazo, sino que permitiría ablandar el cepo, y reducir la presión inflacionaria. Por supuesto que la disciplina fiscal debe estar a la orden del día, para permitir un crecimiento económico sostenible, inversiones de largo plazo, y una reducción de la pobreza en el corto plazo. Indudablemente los subsidios a la energía sin sentido, ya que una gran parte de la ciudadanía puede pagar los valores actualizados, y el altísimo costo de la política, como el costo de U$100.000 (1) por mes por legislador en CABA, Tucumán o provincia de Bs. As., son grandes desajustes que deben resolverse en lo inmediato. No se observa, por parte de la renovada oposición, una intención de corregir esta estafa al pueblo argentino, cuando en Mendoza, el costo es de U$13.000 por mes por legislador.
  • Corredores verdes y reservas naturales: La estrategia de los corredores verdes dentro de los espacios urbanos es una tendencia internacional en materia de infraestructura verde. A través de estas, se pretende encausar los desafíos ambientales y sociales que se presentan en las ciudades. La infraestructura verde, como modalidad de solución basada en la naturaleza, se ha venido implementando en conglomerados urbanos. Éstos tienen grandes ventajas como la de aumentar la biodiversidad, dar continuidad a los espacios verdes, incrementar la vegetación, disminuir la polución, mejorar la calidad de vida del ciudadano, reducir el efecto isla de calor, entre otros. (2) En cuanto a las áreas protegidas, Argentina tiene sólo el 2,3% de su superficie, muy por debajo de las que tiene Brasil 5,6%, Chile un 18,3% o Colombia un 11,8% (3). No sólo en estas áreas se protege la fauna y la flora, sino que además se preservan los recursos naturales y productivos del país, y amortiguan los efectos del cambio climático. No son casualidad las olas de calor y sequía en el país, el exceso de deforestación, ya causan pérdidas millonarias en la economía de la nación.(4) Se debe tomar conciencia, y encontrar un equilibrio entre naturaleza y producción, porque las consecuencias podrán ser nefastas en el corto plazo, si continúan las sequías. Ampliar las áreas protegidas y cuidar las existentes, son la única solución sostenible en el tiempo.

Movilidad sustentable: Sin lugar a duda, el transporte vehicular es uno los medios que mas contamina e impacta en el cambio climático; si bien la Argentina no es uno de los países que ocupa el ranking, la contaminación de las ciudades impacta negativamente en la salud de las personas, como así también el tiempo perdido por trafico, que monetariamente se traduce en una ciudad ineficiente. Existen varios puntos donde se debería trabajar en movilidad sustentable, uno es en un plan nacional de extensión de bicisendas que conecte, lugares turísticos, oficinas, comercios, escuelas, universidades, parques, para que se puede llegar en forma segura a bicicleta a todos lados. Actualmente la gran mayoría de las ciudades del país, en especial las del conurbano, carecen de una red adecuada de bicisendas. Otro punto, que en Europa ya es un objetivo con fecha de cumplimientos, es la conversión de los autos de combustión interna a movilidad eléctrica. Esta conversión, en este país estará atada a la inversión en energía que se realice. Por último, tanto el tema de construcción de metros, ampliación-recuperación de red ferroviaria y tranvías son materias pendientes en todo el país. Tanto la ciudad de Rosario y Córdoba, por su tamaño poblacional, ya deberían tener su red de metro, como lo tienen ciudades similares de otros países. Por supuesto que la ampliación de la red de subte en BsAs, sigue pendiente al igual que el tren del aeropuerto. Sin lugar a dudas el tema de la movilidad sustentable, es una de las inversiones que más atrasos presenta en el país, que si podrían realizar reduciendo algunos subsidios injustificables.

Córdoba debería tener subte propio
  • El caso provincia de Buenos Aires: La provincia de Buenos Aires, la más grande en superficie y populosa de la Argentina y es la que mayor PBI aporta a la Argentina, pero también presenta grandes dificultades históricas: una gran pobreza en el conurbano, inseguridad, contaminación, déficit habitacional, desocupación, entre otros. Recientemente Esteban Bullrich, presentó un proyecto para dividir la misma en cinco provincias.

En mi opinión coexisten varios problemas a resolver en cuanto a la administración política-económica: como primer lugar, el país cuenta con una macrocefalia muy marcada, donde la región del AMBA, concentra 37% de la población total del país, y el 40% del PBI. Una decisión, para mitigar este problema, es mover la administración nacional a otra ciudad, u otras ciudades, como lo ha sugerido en su momento Raúl Alfonsín. Este tema lo plantearemos en detalle más adelante.

En segundo lugar, y con respecto también al AMBA y como se ha hecho en otras ciudades del mundo, como Madrid, Paris, y otras, a medida que la zona urbana se va expandiendo, los municipios se van incorporando a la administración política de la ciudad. Un ejemplo de esto fue la Ley N° 2089, cuando se anexaron Flores y Belgrano, al municipio de la Ciudad de Buenos Aires. Se sugiere, por lo tanto crear una Región Autónoma, con un status especial, que involucre a todo el AMBA. En este punto difiero, de lo que plantea el proyecto de Esteban Bullrich, que plantea dividir en dos provincias el AMBA, por varios motivos: no es lógico dividir una megaciudad en dos, donde se generarían diferencias normativas, taxativas y políticas; el objetivo debe ser armonizar y optimizar la administración política, y no generar una confrontación norte-sur. Es como dividir a París, Nueva York o Moscú en dos entidades administrativas, no tiene sentido, y generaría más problemas que soluciones.

El error de dividir el AMBA

Por último, la gran extensión de la provincia de Buenos Aires, invita a dividirla, para una mejor administración, y desarrollo; en esto concuerdo con las tres provincias que sugiere el proyecto de Esteban Bullrich y su equipo: Buenos Aires Norte, Buenos Aires Sur y Atlántica. Esta división, mejorará la representación y respuesta en aquellos municipios que hoy se encuentran en la lejanía de la capital La Plata.

La provincia de Buenos Aires debería dividirse
  • Transformación energética: La energía es el factor que mas contribuye al cambio climático, y es por eso la importancia de las energías renovables como lo indica el ODS N.7. La Argentina hoy produce alrededor de 14% de electricidad en energías renovables (5) . En un contexto de cortes y falta de suministro de energías, se debería considerar y promover la instalación de paneles solares en los hogares, para contribuir a la red nacional. La normativa ya existe en varias provincias, pero hace falta financiación en todos los hogares y una promoción e impulso político, para que se expanda en todas la ciudades, como ya lo hacen países como Uruguay (6) . Lógicamente, para que las inversiones continúen, y que los financiamientos sean posibles, las tarifas deben actualizarse, y no terminar subsidiando masivamente a personas y empresas que pueden pagar la energía a su costo real, generando además un déficit innecesario en el país, impidiendo su crecimiento. Para terminar sobre este punto, y relacionado con la Región del AMBA, Edenor y Edesur, no deberían estar sobre la orbita nacional, sino a nivel provincial, como lo es en la mayoría de las provincias.
  • Costos laborales: Los costos laborales ya son un clásico de Argentina, que impiden que el empleo no se genere fácilmente, en la modalidad formal. Los principales obstáculos son la inflación, la falta de una economía predecible, altos impuestos y un país donde las reglas de juego cambian constantemente. Según un informe de Competitividad Económica, de 64 economías analizadas, Argentina ocupa el puesto 63 (7), prácticamente última, lo cual es gravísimo, y habla de lo mucho que hay que hacer, para generar trabajo genuino, y una variable más que necesaria para reducir la pobreza. Por ahora sólo los sectores liberales son los que remarcan la importancia del tema.
  • Una nueva capital sustentable: Muy relacionado con el punto de la provincia de Buenos Aires, la macrocefalia argentina es un tema histórico a tratar. Como hemos comentado anteriormente, Alfonsín fue el último presidente en proponer el traslado de la capital a Viedma. Trasladar una capital, es relativamente más común de lo que creemos; en promedio cada 6 años, se hace un traslado en el mundo. Pero qué es la macrocefalia y por que la importancia de resolverla? Es un crecimiento desproporcionado, donde una ciudad crece desmedidamente, con respecto a otros centros urbanos; esto trae como consecuencias: escasez de viviendas, degradación de servicios públicos, desempleo, empleo informal, pobreza, etc. Según Rossman, en su obra “Capital Cities : Varieties and Patterns of Development and Relocation”, las capitales pueden trasladarse por los siguientes motivos: geográficos, militares o religiosos. Otro autor , Illman, que investigó 17 traslados de capitales, llegó a la conclusión que pueden darse por lo siguiente:

o Construcción de la nación
o Impulsar el desarrollo regional
o Problemas en la ciudad capital
o Amenazas de Insurrección
o Decisión del líder

Claramente, al igual que el caso de Brasilia, Argentina debería mover su capital para desarrollar regionalmente la Patagonia, y contrarrestar el crecimiento macrocefálico de Buenos Aires. Es por eso la acertada decisión de Alfonsín de moverla hacia la Patagonia. Y por supuesto para estar alineados con el contexto mundial, esta nueva capital cercana a Viedma, deberá responder a los nuevos diseños de sustentabilidad, que hoy se destacan en las nuevas ciudades.

  • Moneda regional: Argentina siempre ha tenido una economía con varias crisis, donde el gasto descontrolado ha sido soportado por la emisión desaforada de la moneda legal. La creación de una moneda regional, de curso legal para los países latinoamericanos, puede ser la solución a la inflación, una mayor estabilidad, y facilidad a las empresas para sus transacciones dentro de la región latinoamericana. Al igual que los países de la zona euro, el ahorro y la seguridad financiera estarán garantizados; esta moneda debería ir mucho más allá de la región del Mercosur, poniéndole fin a los gobiernos populistas. En el 2019, esta iniciativa fue impulsada por el presidente del Banco de Uruguay, que dijo que avanzaría con el estudio de una moneda única. (8)

Deserción escolar: La educación es quizás lo más importante que tiene un país, ya que será un espejo del futuro. Tanto en las calificaciones de los alumnos, como en la asistencia, el país viene en franco decaimiento en los últimos años. Según un estudio de la Universidad de Belgrano (9), Argentina ocupa uno de los peores lugares en ausentismo, que con la pandemia, esto se ha agudizado.

La deserción escolar en Argentina, CABA y el resto del mundo

Un país sin educación, es un país sin futuro. Indudablemente, a pesar de invertir el 6% del PBI, el sistema educativo no es atractivo ni motivante, ni para maestros ni alumnos; al menos, es lo que demuestran los números estadísticos. Y las cuestiones económicas, no son una excusa, ya que si uno observa CABA, el distrito más rico del país, también está por debajo de todos los países de la región. Indudablemente hace falta involucrar a la clase política de todos los niveles, para que todos los días se acerquen a las escuelas, a dar clase y/o charlas a los alumnos y profesores, sobre la importancia de asistir a clases, para el futuro de ellos y del país. A esto hay que sumarle una actualización a todos los programas educativos, para que estén alineados con las carreras universitarias de la región en qué se encuentran. Sin el compromiso de la clase política en esta cuestión, es muy difícil resolver esta magra realidad.

Estas son algunas iniciativas que uno propone como ciudadano, para que el país empiece a encontrar el rumbo que tanto busca su sociedad. Seguramente existan muchas más, de cada rincón del país; pero es importantes que los representantes elegidos, entiendan que fueron elegidos para resolver los problemas presentes y futuros, y no generar acciones con fines políticos. Las elecciones tienen que dejar de ser una ilusión de la sociedad, para generar algún tipo de cambio, las mismas deberían darse a partir de hoy, más allá de los colores políticos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img